Agentes Causantes

Agentes bióticos

Los agentes que causan daños en las masas forestales pueden ser de origen biótico, si lo produce un organismo vivo como el ser humano, insectos, fanerógamas parásitas, virus, bacterias y animales vertebrados.

Los organismos que son capaces de atacar a los tejidos vivos de los árboles lo hacen de dos maneras diferentes. La primera, es mediante la segregación de una sustancia que le permite romper las defensas físicas o químicas que tiene la especie vegetal, para alimentarse de sus tejidos; la segunda, la sustancia sirve como sustancia nociva y tóxica, propagándose por el árbol. Si la especie vegetal posee los suficientes mecanismos de defensa para que el ataque de los organismos patógenos sea neutralizado, se le denomina Inmunidad.

Agentes abióticos

Los agentes abióticos son producidos por una alteración en el medio biofísico del ecosistema donde se encuentra desarrollandose la especie vegetal; mayoritariamente por fenómenos meteorológicos, aunque también se puede añadir la erosión, incendios, la alteración del nivel freático, etc…